A nadie le gusta el verano

En el transcurso del próximo mes, voy a morir.

No va a ser por enfermedad, ni accidente, ni crimen violento.

En verdad, no estoy muy seguro si va a ser por deshidratación, inanición, o simplemente una vejiga explosiva. O por mugre, aunque no sé si eso mata.

Tengo el siguiente plan: no salir de mi habitación y, más importante aún, no alejarme de mi aire acondicionado hasta que se termine el verano.

Verán, a nadie le gusta el verano.

Sí, todos queremos ir a la playa, meternos en la pileta, hacer asados, etc. Pero eso no es el verano. Son cosas que hacemos en el verano.

El verdadero verano fue y es, como hoy. El sol calcinante, el calor abrasador del cuál no hay escape, ya que todo a nuestro alrededor lo almacena y lo refracta. Cada movimiento calculado cuidadosamente para generar el mínimo de calor. Cada paso en el exterior una tortura, y una carrera (muy lenta, por cierto) para llegar al siguiente aire acondicionado.

El verano es dolor y sufrimiento.

Díganle no al verano.

carteles tipico vas andando por calle sufres una combustion espontanea desmotivaciones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s