Blog Action Day: Cambio climático

Buenas, después de 20 días me digné a pasar por éste blog a actualizarlo.
El tema que nos convoca hoy es el llamado Blog Action Day, ésto es, “un evento anual que une a los bloggers del mundo para que hablen sobre el mismo problema durante el mismo día. Nuestro objetivo es despertar la conciencia y desencadenar la discusión global.
El tema de éste año es el cambio climático.

El clima en la Tierra está cambiando, esto es innegable. No es igual al de hace 50 años, y en 50 años tampoco va a ser el mismo. Justamente hace unos días tuve una conversción en la que intentamos separar cuánto de éste cambio es culpa de nosotros, los seres humanos, y cuánto forma parte de un ciclo natural en el desarrollo del planeta.
La Tierra es un planeta de extremos. Tiene lugares extremadamente fríos, como los polos, y extremadamente calurosos, como el famoso desierto del Sahara y otros aún peores. Y en su historia, breve para lo que es el universo, se han sucedido otros cambios extremos. Edades de hielo donde toda la superficie del globo se cubría de nieve. Épocas de gran actividad volcánica, al menos en sus inicios, y épocas en las que toda la superficie terrestre se veía cubierta por una interminable selva tropical.
Con ésto no quiero decir que debemos seguir contaminando, total no importa, sino que debemos ser concientes de que nuestro planeta es vivo, cambiante, y que esos cambios son inevitables y necesarios.

Ahora viene la parte fea: cuál es nuestra responsabilidad en el cambio climático, cómo es que nosotros estamos afectando negativamente a nuestro planeta.
La contaminación es inevitable, donde haya vida y actividad (no solamente humana) va a haber contaminación. La actividad siempre genera deshechos. Lo que diferencia los deshechos naturales de los desperdicios humanos es que los deshechos naturales están perfectamente ubicados dentro de un ciclo. Es como si la naturaleza fuera una planta de reciclaje.
Los deshechos humanos, en cambio, no son procesados de la misma forma. Es nuestra responsabilidad administrarlos.
Hay cambios que no dependen de nosotros, los seres humanos comunes y corrientes, sino de grandes corporaciones e intereses económicos. Pero otras cosas más simples si podemos hacerlas.
Hay una regla muy simple: No gastés aquello que no necesitás gastar.
Si te vas de una habitación (y no queda nadie dentro, claro) apagá la luz. Si podés ponerte un abrigo, apagá la estufa. Usá el transporte público en vez del auto. Desenchufá los electrodomésticos que no estén en uso. Y así hay miles de pequeños gestos que pueden hacerse.
No quiero decir que no podemos hacer nada, todo lo contrario. Como dije, los cambios son naturales, la contaminación, inevitable. Pero está en nosotros que ésta sea lo menor, y más natural, posible.

Sean felices.

Rodrigo J. Segura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s